PostHeaderIcon 16 Creencias Limitantes Sobre El Dinero Que Te Impiden Ser Rico

En muchas ocasiones sucede que una parte de nosotros desea obtener dinero y prosperar económicamente, la parte consciente, mientras que otra parte de nosotros nos lo impide constantemente y nos sabotea, la parte inconsciente.

Nos hallamos en contradicción y, por tanto, nos conducimos a nosotros mismos pisando al mismo tiempo el acelerador y el freno, lo que acaba resultando muy frustrante.

Por eso, a continuación deseo compartir contigo todas aquellas barreras mentales o creencias limitantes más comunes que te impiden atraer el dinero a tu vida y convertirte en una persona rica, próspera y abundante con el propósito de que puedas comprender su falta de lógica y superar todas ellas.

 

Creencia #1. El dinero es malo.

No son pocas las personas que poseen esta creencia en su mente, no obstante, lo cierto es que el dinero no es ni bueno, ni malo. El dinero es una simple herramienta, como un cuchillo, un martillo… Quién es bueno o malo es la persona que posee el dinero. Al igual que un cuchillo se puede usar para un bien como es trocear los alimentos que tomamos, es posible también usarlo para herir a alguien. El cuchillo no es el problema, si no la persona que lo posee. De la misma manera, el dinero no es ni bueno ni malo, lo importante es el uso que se le da.

 

Creencia #2. Ser pobre es bueno.

Multitud de gente cree con firmeza que la pobreza es una virtud. Nada más allá de la realidad. ¿Por qué ser pobre pudiendo ser rico? ¿Qué hay de bueno en no llegar a fin de mes, en pasar apuros económicos, en no tener suficiente para alimentarse, vivir…?

Sinceramente, ¿crees que Dios no quiere que seas rico? ¿Acaso un padre no quiere lo mejor para sus hijos?

 

Creencia #3. Ganar dinero es muy difícil.

La mayoría de personas están convencidas de que ganar dinero requiere de un gran esfuerzo y sacrificio, pues su modo de conseguirlo siempre ha sido trabajando para otros de manera dura a través de un empleo que no les satisface. Únicamente conocen esa manera de ganar dinero y por ello piensan así. Sin embargo, hay muchas formas de ganar dinero y que, en vez de un suplicio, suponen un placer.

 

Creencia #4. El dinero no es importante.

Son muchas las personas que niegan lo evidente. ¿El dinero no es importante? Entonces, ¿por qué dedicas 8 horas de tu día a trabajar por dinero? Si piensas que el dinero no es importante intenta vivir sin él a ver qué sucede. Haz la prueba y después me dices. Aquellas personas que creen que el dinero no es importante, lo descuidan y gastan sin control, es por ello que éste se aleja rápidamente de sus manos.

 

Creencia #5. Los ricos son avariciosos.

¿Cómo puedes dar si no tienes? La verdad es que únicamente es posible ser generoso si posees algo que compartir. Quién más tiene es quien más puede dar. Por tanto, alguien rico puede ser más generoso que alguien pobre. Existe una ley de vida que dicta que hay que dar para recibir y que por tanto implica que quien más tiene es a la vez quien más da.

 

Creencia #6. Para ganar mucho dinero hay que hacer algo ilegal.

Demasiada gente cree que para lograr ganar mucho dinero es necesario hacer algo que no esté dentro de la ley. Sin embargo, esto no es verdad. No necesitas engañar, estafar, robar, ni nada por el estilo para hacerte rico.

En realidad, para ganar mucho dinero de forma legal lo que hay que hacer es servir de ayuda a un gran número de personas mediante un producto o servicio de calidad que solucione sus problemas o cubra sus necesidades y, además, disfrutar haciéndolo. Esa es la clave.

 

Creencia #7. El dinero te convierte en mala persona

Multitud de personas poseen la creencia de que el dinero tiene un enorme poder corruptor, de manera que prefieren tenerlo lejos para evitar convertirse en malas personas.

Lo cierto es que el dinero no hace que la gente se corrompa. El dinero es simplemente un papel o un metal, sin capacidad ninguna. Decir que el dinero te hace mala persona es sencillamente absurdo. Es la misma persona, su propia avaricia y codicia, lo que la convierte en corrupta y la hace mala.

 

Creencia #8. Los recursos son limitados.

Pensar que los recursos son escasos nos convierte en personas competitivas y acaparadoras, nos hace pobres.

Esta creencia mantiene nuestras manos cerradas y por tanto nos impide dar a los demás y también recibir.

No es cierto que exista escasez en el mundo. Los recursos del universo son infinitos e ilimitados. Hay más que suficiente para todos.

Piensa en que sucede si plantas la semilla de una manzana, al tiempo crece un manzano que produce multitud de manzanas. ¡De la semilla de una sola manzana nacen cientos de manzanas!

 

Creencia #9. El dinero es la raíz de todos los males.

En 1 Timoteo 6:10 puede leerse lo siguiente: “porque raíz de todos los males es el amor al dinero”.

Esta frase ha creado cierta confusión entre muchísimas personas que han interpretado que el dinero es la raíz de todos los males, sin embargo, si la leemos nuevamente podemos observar que lo que se dice en realidad es que “el amor” al dinero es la raíz de todos los males. Es decir, la codicia, la avaricia, pero no el dinero en sí.

 

Creencia #10. El dinero no da la felicidad.

Cómo se suele decir el dinero no da la felicidad, pero sí ayuda a conseguirla.

Es cierto que el dinero, por sí solo, no da la felicidad, sin embargo, la falta de dinero tampoco la proporciona, al contrario, en muchas ocasiones la carencia de dinero es justamente la causa de nuestra infelicidad.

No sé tú pero yo soy más feliz con mi cartera llena que con mi cartera vacía, pudiendo comprar alimentos y pagar las facturas, que con el bolsillo vacío.

El dinero nos permite hacer muchísimo bien en el mundo.

 

Creencia #11. No merezco tener dinero.

¿Por qué razón no ibas a merecer tener dinero?¿Qué te hace tan especial y diferente al resto? Todo lo que existe en el mundo, incluido el dinero, ha sido creado por Dios para el uso y disfrute de todos los que habitan en él y tú no eres ninguna excepción.

Tú mereces tener dinero tanto como cualquier otra persona. No lo olvides.

El dinero acude a las manos de quienes creen que lo merecen y huye de aquellos que piensan lo contrario.

 

Creencia #12. Si yo soy rico, otro es pobre.

Esta creencia se basa en la mentalidad de escasez y es totalmente falsa. Como ya hemos dicho anteriormente, en el universo existen recursos más que suficientes para colmar de riquezas y de abundancia a todas las personas. 

Tú riqueza no disminuye la de otros sino todo lo contrario. La forma más segura de aumentar tu riqueza es aumentar la de otros. 

 

Creencia #13. El dinero da muchos problemas.

Tal vez pueda ser cierto, sin embargo, la falta de dinero sí que da muchos problemas y puestos a elegir yo prefiero los problemas relacionados con el hecho de tener dinero que los que acarrea la falta del mismo.

De entre estos dos tipos de problemas relacionados con el dinero, ¿cuáles elijes tú?

 

Creencia #14. No se puede tener dinero y ser honrado.

¿Porqué no? Ser honrado y poseer firmes valores es una cosa y tener dinero es otra distinta. A pesar de lo que creen muchísimas personas ambas son compatibles.

Es posible ganar dinero de manera honesta, sin embargo, viene muy bien pensar lo contrario para justificar nuestra pobreza y así tener una excusa que nos permita sentirnos cómodos con nuestra falta de dinero.

 

Creencia #15. Si tengo mucho dinero me quedaré solo.

Otra creencia que nos limita a la hora de obtener dinero es el hecho de pensar que si ganamos demasiado, irremediablemente nuestros amigos, familiares y todos nuestros seres queridos en general se separarán de nuestro lado.

Sin embargo, esto no tiene por qué suceder a menos que tú dejes que así sea. El dinero te permitirá ofrecer una mejor calidad de vida a los tuyos y estar más cerca de ellos. 

Por otro lado, en muchos casos lo que suele suceder es que cuando tienes dinero todos desean acercarte a ti. 

 

Creencia #16. Los ricos vienen de familia.

Si naces pobre, morirás pobre. Simplemente, no es verdad. Tú escribes tu vida. Muchos hijos de ricos acaban despilfarrando y malgastando la fortuna que construyeron sus padres y acaban viviendo en la miseria. Por el contrario, no son uno ni dos los casos de personas que teniendo todo en contra lograron hacerse millonarios.

Nadie es tan pobre que no pueda hacerse rico, pues tal y como dijo William Ernest Henley en su poema Invictus: “soy el amo de mi destino: soy el capitán de mi alma”.

 

 

Espero y deseo que conocer todas estas barreras mentales o creencias limitantes sobre el dinero te permitan darte cuenta de lo perjudiciales que resultan en tu vida y puedas deshacerte de todas ellas dejándolas atrás para abandonar el mundo de la escasez y entrar, por fin, en el de la abundancia.

 

*Si deseas adquirir una mentalidad de abundancia y atraer la prosperidad a tu vida te invito a descubrir todos y cada uno de los mejores libros sobre dinero, riqueza, abundancia y prosperidad. ¡No te los pierdas!

 

¿Te ha resultado útil y valioso este artículo?, ¿Te has sentido identificado con estas creencias limitantes sobre el dinero?, ¿Cuáles de todas ellas posees?, ¿Cuál crees que es la creencia que más te limita respecto al dinero?, ¿Crees que hay alguna otra creencia limitante que no hayas sido mencionada y que se deba incluir?

 

¡Compártelo!

¡Déjame Tus Comentarios!

*