PostHeaderIcon La Prueba de 30 Días De Earl Nightingale

Prueba 30 díasNo tienes nada que perder haciendo esta prueba de 30 días que Earl Nightingale nos propone y, sin embargo, es mucho lo que puedes ganar.

De modo que descubre en qué consiste y ponla en práctica cuanto antes.

En primer lugar, escribe en un papel precisamente lo que quieres, una meta clara y bien definida. No tienes por qué enseñárselo a nadie, pero llévalo contigo a todas partes para que puedas leerlo varias veces al día.

Piensa en ello de manera positiva y optimista cada mañana cuando te despiertes, cada vez que tengas oportunidad durante el día y justo antes de acostarte.

Como somos producto de nuestros pensamientos y estás pensando con frecuencia en tu meta, pronto lo lograrás. De hecho, comenzará a ser tuya en el instante en que la escribas y comiences a pensar en ella.

Hazte consciente de la abundancia que te rodea cada día y reconoce que tienes tanto derecho de gozar de esa abundancia como cualquier otro ser humano.

Deja de pensar en lo que temes, cada vez que un pensamiento negativo llegue a tu mente consciente reemplazalo con una imagen mental positiva tuya y de tu meta.

En ocasiones querrás abandonar este modo de proceder, ya que resulta más fácil pensar de forma negativa, es por eso que sólo el 5% de las personas son exitosas. Tú serás una de ellas y debes comenzar a verte de tal modo.

Durante 30 días deberás controlar tu mente y únicamente le permitirás pensar en las cosas positivas que tú quieres.

Cada uno de estos días, además de mantener una actitud mental positiva, haz más de lo necesario, esfuérzate tanto como puedas. No olvides que lo que cosechas en la vida es proporcional a lo que siembras.

No te preocupes demasiado por cómo vas a conseguir tu meta, deja eso a un poder más grande que tú. Tu única responsabilidad es saber cual es tu meta. Las respuestas te llegarán por sí solas.

Recuerda estas palabras y mantenlas presentes en tu mente. «Pedid y se os dará. Buscad y hallareis. Llamad y se os abrirá. Porwue todo aquel que pide, recibe y el que busca, halla y el que llama, se le abrirá.»

Así de sencillo.

No importa cuál sea tu trabajo, ten fe, esfuérzate estos 30 días como nunca antes y mantén tu meta cada día en tu mente. Los resultados te maravillarán.

Si fracasas durante los primeros 30 días porque te encuentras abrumado por pensamientos negativos, tienes que volver a empezar.

Es muy importante que no te olvides del papel. Por uno de los lados escribe tu meta y por el otro el sermón del monte que te acabo de compartir: «Pedid y se os dará. Buscad y hallareis. Llamad y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe y el que busca, halla y el que llama, se le abrirá.»

Sobre todo, no te preocupes. Lo único que tienes que hacer es mantener tu meta en tu mente y lo demás llegará solo.

 

*Esta prueba de 30 días aparece descrita en el libro titulado «El Secreto Más Raro» de Earl Nightingale, en cuyo interior su autor nos recomienda ponerla en práctica. Sin duda alguna, un libro muy recomendado.

 

¿Qué te ha parecido este artículo?, ¿Te ha resultado útil y valioso?, ¿Qué opinas de la prueba de los 30 días de Earl Nightingale?, ¿Piensas realizarla?, ¿Conoces el libro en el que aparece?, ¿Lo has leído?

¡Compártelo!

¡Déjame Tus Comentarios!

*