PostHeaderIcon Las 3 Reglas Fundamentales Para Tratar Con Las Personas de Dale Carnegie

Habilidades sociales¿Te gustaría mejorar la forma en que te relacionas con las demás personas?

Entonces estas tres reglas fundamentales para tratar con las personas de Dale Carnegie te permitirán lograrlo con excelentes resultados.

¡Son tan simples como valiosas!

 

Regla 1 – No critique, no condene, ni se queje.

«Si quiere recoger miel no dé puntapiés a la colmena» dice Dale Carnegie.

Criticar es inútil. Con ello, lo único que se logra es que la otra persona se ponga a la defensiva y que intente justificarse.

Además, la crítica daña el orgullo, hiere el sentido de importancia de la persona y despierta su resentimiento y resquemor.

Debemos tener siempre presente que somos personas y tenemos sentimientos.

Si deseamos producir algún cambio en los demás de manera duradera, resulta mucho más eficaz premiar la buena conducta que castigar la mala.

Cualquiera puede criticar, censurar y quejarse, sin embargo, se necesita carácter y dominio de sí mismo para ser comprensivo y capaz de perdonar.

La naturaleza humana culpa a todos menos a sí mismo. No critiques a los demás, tú no eres perfecto.

En lugar de criticar intentemos comprender a la gente y entender por qué hacen lo que hacen. Es mucho más provechoso y de ello surge la simpatía, la tolerancia y la bondad.

 

Regla 2 – Demuestre aprecio honrado y sincero.

Todas las personas sentimos en nuestro interior un profundo deseo de ser apreciados y sentirnos importantes.

Se pueden lograr auténticos milagros si damos a los demás una honrada apreciación de su importancia. De manera que sé caluroso en tu aprobación y generoso en tus elogios.

No debemos confundir la apreciación con la adulación. La apreciación es sincera y sale del corazón, mientras que la adulación es falsa y no da resultados.

Si dejamos de pensar en nosotros mismos y comenzamos a pensar en las buenas cualidades de los demás, no tendremos que recurrir a la adulación.

Mostrar aprecio sincero por los demás es algo que se nos olvida hacer con frecuencia. Debemos elogiar, alentar, dar aprobación a los demás, felicitar, agradecer… de forma sincera.

 

Regla 3 – Despierte en los demás un deseo vehemente.

A ti te interesa lo que necesitas o deseas. Con los demás sucede lo mismo. A ellos les interesa lo que ellos desean o necesitan. De manera que ponte en el lugar de los demás y dale a la gente lo que quiere.

El único medio del que disponemos para influir sobre los demás es hablar acerca de lo que ellos quieren y demostrarles cómo conseguirlo.

La acción surge de aquello que deseamos fundamentalmente y el mejor consejo para persuadir es primero despertar en la otra persona un franco deseo.

Antes de hablar haz una pausa y pregúntate: «¿Cómo puedo lograr que quiera hacerlo?«, «¿Qué es lo que desea esa persona?», «¿Cómo puedo vincular lo que yo quiero con lo que quiere el otro?».

El mundo está lleno de personas egoístas y aprovechadas. Los pocos individuos que sin egoísmo tratan de servir a los demás tienen enormes ventajas. Interésate por lo que quieren los demás, ayúdales a resolver sus problemas y haz que se impliquen.

Cuando tenemos una idea brillante, ¿por qué no dejar que piense que esa idea es suya? De esta manera le gustará y posiblemente deseará actuar de buen gusto.

 

*Estas tres reglas fundamentales para tratar con las personas forman parte del libro «Cómo Ganar Amigos E Influir Sobre Las Personas» de Dale Carnegie, uno de los mayores clásicos del desarrollo personal y la autoayuda y uno de los mejores libros sobre habilidades sociales. ¡Te lo recomiendo!

 

¿Qué te ha parecido este artículo?, ¿Te ha resultado útil y valioso?, ¿Conocías estas tres reglas fundamentales para tratar con las personas?, ¿Crees que te resultarán útiles?

 

¡Compártelo!

¡Déjame Tus Comentarios!

*