PostHeaderIcon Las 30 Principales Causas Del Fracaso De Napoleón Hill

FracasoDespués de analizar a varios miles de hombres y mujeres, de los cuales el 98% habían sido catalogados como «fracasos», Napoleón Hill dedujo un total de treinta razones principales por las que las personas fracasan.

A medida que leas la lista, señala cuántas de estas causas se interponen entre tú y el éxito para tomar conciencia de ellas y evitar que sigan suponiendo un obstáculo.

 

1.- Antecedentes hereditarios desfavorables.

«Poco o nada se puede hacer por quienes nacen con un poder cerebral deficitario», dice Napoleón Hill. Y añade: «Ésta es la única de las 30 causas de fracaso que ningún individuo puede corregir con facilidad.»

 

2.- Falta de un propósito definido en la vida.

Quien carece de un propósito de vida definido al que apuntar no puede esperar alcanzar el éxito. «El 98% de las personas a quienes he analizado no lo tenían, y quizá ésa fuera la causa principal de su fracaso» afirma Napoleón Hill.

 

3.- Falta de ambición para elevarse por encima de la mediocridad.

Si no deseas mejorar en la vida y si no estás dispuesto a pagar el precio del éxito, no tienes esperanzas de alcanzarlo.

 

4.- Educación insuficiente.

Según Napoleón Hill, ésta es una desventaja que se puede superar con relativa facilidad. La experiencia ha demostrado que las personas más educadas son aquellas que se educaron solas y se han hecho a sí mismas. La educación no consiste tanto en el conocimiento como en saber aplicarlo con eficacia y persistencia.

 

5.- Falta de autodisciplina.

La disciplina proviene del autocontrol. Debes empezar por controlarte a tí mismo, antes de poder controlar otras condiciones.

El dominio de uno mismo es la actividad más compleja. A menos que seas capaz de llevarla a cabo, estarás a merced de ti.

 

6.- Mala salud.

Sin una buena salud no es posible disfrutar de un éxito duradero. No obstante, con frecuencia muchas de las causas de la mala salud pueden ser controladas.

 

7.- Influencias ambientales desfavorables durante la niñez.

Muchas personas son el resultado de un ambiente desfavorable y relaciones inapropiadas durante su niñez.

 

8.- La dilación habitual.

Se trata de la tendencia de dejarlo todo para más tarde. No esperes «el mejor momento» para hacer algo. Empieza ahora, desde donde estés y con las herramientas que posees en este momento.

 

9.- Falta de persistencia.

Muchas veces comenzamos cosas, sin embargo, pocas ocasiones las terminamos. Frecuentemente abandonamos ante las primeras señales de dificultades. Sin embargo, la persona que persiste termina triunfando sobre el fracaso.

 

10.- Personalidad Negativa

No puede alcanzar el éxito quien aleja a los demás de sí mismo. La cooperación con otros resulta absolutamente fundamental.

 

11.- Falta de control del impulso sexual.

La energía sexual es el estímulo más poderoso y por ello debe ser transmutado y canalizado hacia otras vías.

 

12.- Deseo incontrolado de conseguir «algo por nada»

Todo tiene un precio. Quien trata de lograr el éxito sin pagar su precio jamás lo logrará. No existe camino fácil y rápido para el triunfo.

 

13.- Falta de un poder de decisión bien definido.

Decidir con rapidez y mantener las decisiones durante largo tiempo es una de las claves del éxito. Quien tarda demasiado en decidir y cambia con frecuencia y rapidez las decisiones que toma está abocado al fracaso.

 

14.- Uno o más de los seis miedos básicos.

Quien se deja dominar por uno de los seis miedos básicos se hallará incapacitado para triunfar.

 

15.- Selección errónea de la pareja en el matrimonio.

Elegir erróneamente a nuestra pareja es un grave error que nos conducirá directamente al fracaso. El matrimonio es la relación más intima, de modo que si ésta no es armoniosa, la infelicidad se apoderará de nosotros y toda ambición será destruida.

 

16.- Precaución excesiva.

Tan malo es no ser precavido como serlo en exceso. Ninguno de los dos extremos es adecuado.

 

17.- Selección errónea de los asociados en los negocios.

Se debe tener mucho cuidado a la hora de elegir socios. Debemos buscar alguien que nos inspire, qie sea inteligente y triunfador. Las personas actuamos como aquellos a quienes más cerca tenemos.

 

18.- Superstición y prejuicio.

Los triunfadores no temen a nada. La superstición y el prejuicio son causadas por el miedo y la ignorancia.

 

19.- Elección vocacional errónea.

Nadie puede triunfar haciendo algo que no le gusta, ni disfruta. Elige una ocupación que te apasione realmente.

 

20.- Falta de concentración del esfuerzo.

Concentra tus esfuerzos en un objetivo principal y bien definido. No te distraigas.

 

21.- El hábito de gastar indiscriminadamente.

Los derrochadores no pueden triunfar, ya que viven constantemente con miedo a quedarse sin dinero. Adquiere el hábito de ahorrar. Ten dinero da seguridad y concede una mejor posición para negociar, mientras que carecer de él te obliga a aceptar lo que te ofrecen.

 

22.- Falta de entusiasmo.

El entusiasmo se contagia y la persona entusiasta es casi siempre bien recibida por los demás.

23.- Intolerancia.

La persona de mentalidad cerrada se estanca.

24.- Falta de moderación.

Sobre todo en lo que se refiere a la comida, el alcohol y la sexualidad. Los excesos en cualquiera de estos campos son nefastos.

25.- Incapacidad de cooperar con los demás.

La falta de cooperación conduce a la pérdida de oportunidades en la vida. De manera que no deberías permitir que esto suceda.

 

26.- Posesión de poder que no haya sido adquirido mediante el propio esfuerzo.

A menudo, la obtención de poder de manera repentina y sin merecimiento es fatal para el éxito. Enriquecerse rápidamente es aún peor que la pobreza.

 

27.- Deshonestidad deliberada.

Quien sea deshonesto por propia elección, será esclavo de sus actos y tarde o temprano lo pagará con la pérdida de su reputación.

 

28.- Egotismo y vanidad.

Estas cualidades alejan a los demás de nuestro lado. Son nefastas para lograr el éxito.

 

29.- Adivinar en vez de pensar.

Mayoritariamente las personas no se molestan en tratar de pensar con precisión y actuamos basándonos en opiniones formadas sobre juicios precipitados.

30.- Falta de capital.

Es común que aquellos que emprenden un negocio por primera vez no dispongan del capital suficiente para absorber el impacto de sus tropiezos y sostenerlos hasta afianzar su buen nombre.

 

*Éstas 30 causas principales del fracaso aparecen descritas en el libro bestseller «Piense Y Hágase Rico» de Napoleón Hill, considerado como uno de los mejores libros de autoayuda y desarrollo personal de todos los tiempos. Si aún no lo has hecho… ¡te recomiendo leerlo cuanto antes!

 

¿Qué te ha parecido este artículo?, ¿Te ha resultado útil y valioso?, ¿Qué opinas acerca de estas 30 causas principales del fracaso?, ¿Conoces a Napoleón Hill y su libro «Piense Y Hágase Rico»?, ¿Lo has leído?

 

¡Compártelo!

¡Déjame Tus Comentarios!

*