PostHeaderIcon Las Leyes Espirituales De La Vida

Leyes de la vidaNo hay duda de que el universo (la vida) se rige por ciertas leyes que si nos tomamos el tiempo de conocer, podremos hacer que actúen a favor nuestro logrando disfrutar de una vida mejor.

Estas leyes son conocidas y empleadas por todos y cada uno de los hombres y mujeres de mayor éxito.

Hoy quiero compartir muchas de ellas contigo para que tú también puedas ponerlas a trabajar para ti.

 

– Ley de la Atracción: básicamente consiste en que atraes aquello que piensas. Es por ello que resulta tan importante qué es lo que piensas. Observa continuamente qué pensamientos ocupan tu mente a cada instante y si no son pensamientos positivos sobre aquellas cosas que deseas atraer a tu vida, deshéchalos de inmediato de tu mente y sustitúyelos por aquellos que reflejen la vida que deseas disfrutar.

 

– Ley del Aumento: todo aquello en lo que te concentras tiende a aumentar. Si te concentras en tus limitaciones aumentarán, si lo haces en tus posibilidades también aumentarán. De manera que vigila en qué concentras tu energía y pensamientos.

 

– Ley de Causa y Efecto: existe una causa para cada efecto. Por tanto, todo sucede por una razón. Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa. Es decir, determinadas acciones producen determinados resultados. Y determinados resultados son producidos por determinadas acciones. Nada sucede por casualidad, todo sucede por causalidad.

 

– Ley de la Compensación: por todo lo que has perdido has ganado algo más; y por todo lo que ganas, pierdes algo más. Todo defecto de cierta manera es compensado por otro. Todo sufrimiento es recompensado; todo sacrificio es compensado; toda deuda es pagada.

 

– Ley del Crecimiento Constante: aquello que no crece, muere. Por ello, resulta necesario estar siempre en constante crecimiento y avanzar continuamente. Si una persona no crece, muere. Si una empresa no crece, muere.

 

– Ley del Espejo: nuestro mundo exterior y el modo en que lo vemos es un reflejo de nuestro interior. Por tanto, si deseamos ver un cambio a nuestro alrededor debemos primero cambiarnos a nosotros mismos.

 

– La Ley de las Expectativas: cualquier cosa que esperes, si la esperas seguro de ti mismo, se convierte en una profecía que se cumple a sí misma.

 

– La Ley del Incremento: cualquier cosa que sea alabada o bendecida, se multiplica. Comienza a bendecir lo que tienes y estar agradecido por ello, de este modo se incrementará.

 

– Ley del Intercambio Mutuo: Cualquier persona que contribuya a la prosperidad, deberá prosperar a cambio.

 

– Ley del Proceso: todo requiere de un proceso que hay que respetar y que no se puede evadir. El proceso es distinto en cada caso.

 

– Ley de la Reciprocidad: cuando das algo a alguien o le ayudas de algún modo, la otra persona siente la necesidad de dar algo a cambio, se siente en deuda. Es por ellos que cuanto más das más recibes.

 

– Ley de la Reversibilidad: es más probable que te obligues a actuar para sentir de una forma dada que lo es que te obligues a sentir para actuar de esa forma.

 

– Ley de la Siembra y la Cosecha: se cosecha lo que se siembra. Debes sembrar para poder cosechar.

 

Existen infinidad de leyes y poco a poco iré incluyendo más. No obstante, estas son algunas de las más importantes.

 

¿Qué te ha parecido este artículo?, ¿Te ha resultado útil y valioso?, ¿Qué leyes conocías y cuáles no?, ¿Sabes alguna otra ley que no hayamos mencionado?

 

¡Compártelo!

¡Déjame Tus Comentarios!

*