PostHeaderIcon Las Tres Cestas Del Ahorro

Las tres cestas del ahorro¿Cómo debería administrar mi dinero?

Se trata de una importantísima pregunta que todo el mundo tendría que hacerse en algún momento de su vida (cuanto antes mejor) con el propósito de encontrar la respuesta más adecuada.

A continuación te comparto el concepto de las tres cestas del ahorro, ya que conocerlo te ayudará a administrar mejor tu dinero. 

 

Cesta #1. Corto Plazo

Esta primera cesta tiene como objetivo permitirnos disponer de nuestro dinero en cualquier momento para poder cubrir posibles imprevistos, urgencias o necesidades repentinas surgidas en el corto plazo (próximos 2 años).

Lo más importante es que el dinero de esta cesta siempre debe poseer disponibilidad inmediata, lo que nos permitirá no tocar el dinero de ninguna de las otras dos cestas. Por tanto, no buscaremos rentabilidad ninguna manteniéndolo a la vista en nuestra cuenta corriente.

 

Cesta #2. Medio plazo.

La segunda cesta debe contener el dinero que no necesitamos a corto plazo y que emplearemos para un objetivo predeterminado en un plazo medio (3 o 6 años) como la compra de un coche, un piso o el pago de la universidad de los hijos.

Este dinero sí que debería darnos algo de rentabilidad aunque su retirada no debería suponer una penalización demasiado alta. Podremos lograrlo mediante los fondos de inversión mixtos que combinan la renta fija a medio plazo con la renta variable de acciones de empresas que sean consistentes y tengan cierta estabilidad y previsibilidad en sus dividendos.

Deberíamos mantenernos firmes y ser pacientes para no retirar el dinero de esta cesta durante el tiempo que nos hemos propuesto. Para los imprevistos ya contamos con la primera cesta.

El plazo medio de tiempo no nos permite demasiado margen de acción, así que no debemos esperar unas ganancias demasiado grandes.

 

Cesta #3. Largo plazo

La tercera cesta es la que nos permitirá garantizar nuestra tranquilidad económica en el futuro.

Es un dinero que no necesitamos en este momento y será la reserva a la que acudiremos cuando nos jubilemos y ya no dispongamos de los ingresos habituales que hoy tenemos, como el salario.

En este caso disponemos de un margen mucho mayor para que los mercados actúen en nuestro beneficio.

En nuestra cartera debe prevalecer la renta variable (acciones en bolsa) a través de fondos de inversión bien diversificados globalmente que inviertan en las mejores empresas del mundo. De este modo lo hacen los ricos.

 

*Este concepto de «las tres cestas del ahorro» forma parte del libro «Enriquéceme despacio que tengo prisa» de Carlos Tusquets y que forma parte de los mejores libros sobre abundancia, prosperidad, riqueza y dinero

 

¿Qué te ha parecido este artículo?, ¿Te ha resultado útil y valioso?, ¿Conocías el concepto de «las tres cestas del ahorro»?, ¿Piensas ponerlo en práctica?, ¿Ya lo estás utilizando?

 

¡Compártelo!

¡Déjame Tus Comentarios!

*