PostHeaderIcon ¿Tienes Un Colchón Financiero?

Una de las cosas más importantes y básicas que debes saber y tener en cuenta a la hora de administrar tu dinero es contar con un colchón financiero que te proteja a corto plazo de posibles imprevistos.

Es fundamental y supone los cimientos en donde podrás comenzar a construir todo lo demás. Sin él, todas tus finanzas se tambalearán.

¿Qué es un colchón financiero?

Un colchón financiero es un ahorro de dinero suficiente que te permita cubrir tus gastos mensuales de 3, 6 o hasta 12 meses con el propósito de estar protegido ante posibles imprevistos como un despido, una enfermedad… o cualquier otro suceso que pueda ocurrir.

Se llama colchón precisamente porque su cometido es amortiguar tu caída en caso de que pase algo. Cómo se suele decir, mejor prevenir que curar.

Además, este colchón te aportará seguridad y tranquilidad. Si cuentas con un colchón financiero te encontrarás en una mejor situación desde la que aprovechar oportunidades que se te presenten como un cambio de trabajo o posibles inversiones.

Lo más recomendable son 6 o 12 meses dependiendo entre otras cosas de tu situación y tu perfil. Por ejemplo, si eres autónomo, es mejor contar con un colchón financiero de 12 meses por lo que pueda pasar.

Esto significa que si tienes unos gastos mensuales de 800€, tu colchón financiero debería de ser de entre unos 4800€ y unos 9600€.

Algo que aún no he dicho acerca del colchón financiero es que dicha cantidad de dinero no se puede tocar, bajo ningún concepto, salvo que suceda un imprevisto, pues es para ello que está destinado.

El colchón financiero no es para comprar caprichos, ni darse lujos. Así que a menos que surja alguna situación que realmente requiera su uso, ese dinero permanecerá intacto para siempre. Si, para siempre.

Y eso sería una gran suerte, ya que significaría que todo marcha bien. De manera que, ojalá nunca tengas que hacer uso de él.

¿Tienes un colchón financiero o vas por la vida caminando como Adán y Eva en el Edén?

Si ya tienes un colchón financiero, ¡enhorabuena! Ya tienes los cimientos y puedes comenzar a construir tu bonito y tan deseado edificio llamado «libertad financiera».

Si aún no tienes un colchón financiero, calcula qué cantidad de dinero deberías ahorrar según tus gastos y comienza a construirlo ya mismo. Retira cada mes cierta cantidad de dinero y ponla en una cuenta exclusiva para conseguir tu colchón.

Una vez lo tengas podrás dar el siguiente paso.

¡A por ello!

 

¿Te ha resultado útil y valioso este artículo?, ¿Sabías qué es un colchón financiero?, ¿Ya tienes tu colchón financiero?, ¿De cuántos meses es tu colchón financiero?, ¿Vas a construir tu colchón financiero?, ¿Alguna vez te ha surgido algún imprevisto y has echado de menos haber contado con un colchón financiero o has podido salir adelante gracias a que tenías uno?

¡Compártelo!

¡Déjame Tus Comentarios!

*