PostHeaderIcon Un Trabajo Es Una Solución A Corto Plazo Para Un Problema A Largo Plazo

Aunque como suele decirse «las mejores cosas de la vida son gratis», vivir sin dinero no resulta nada fácil, si es que es posible.

Durante nuestro paso por la vida, las personas necesitamos dinero, pues vivimos en una sociedad capitalista. Tenemos el hábito de comer y el deseo de tener una casa, entre otros «lujos»…

Ante esta necesidad de dinero que todos poseemos, la gran mayoría de personas tan sólo conoce una única solución: obtener un trabajo. ¿Acaso hay otra forma de ganar dinero?

Muy pocos se plantean si esta es la mejor solución posible o si existe alguna otra mejor, incluso a pesar de la notable insatisfacción que les suele producir a tantos acudir cada día al trabajo.

Aunque quizá un trabajo sea la solución más común y pueda proporcionarnos ciertos ingresos económicos, debemos reflexionar acerca de si es o no el mejor remedio a nuestra continua necesidad de dinero, pues de este modo lograremos darnos cuenta de que un trabajo tal vez pueda ser una buena solución a corto o incluso a medio plazo pero probablemente no a largo plazo, ya que muy posiblemente acabaremos pagando un precio demasiado alto.

¿Qué es en definitiva un trabajo?

Un trabajo implica el intercambio de nuestro tiempo por cierta cantidad de dinero. Es decir, cuando trabajamos para alguien, lo que en realidad estamos haciendo es vender nuestro tiempo. Y el tiempo, es la materia de la que está formada la vida. Por consiguiente, cuando trabajamos para alguien, lo que en verdad estamos vendiendo es nuestra vida.

Ahora bien… ¿qué precio tiene tu vida?, ¿cinco?, ¿diez?, ¿quince euros/dólares la hora?…

Un trabajo nos proporciona un sueldo a final de mes que nos permite subsistir hasta el mes siguiente, sin embargo, nuestra necesidad de dinero no dura exclusivamente un mes, sino que es permanente a lo largo de toda nuestra vida. De manera que si queremos seguir comiendo y viviendo bajo un techo durante el mes siguiente, necesitaremos seguir trabajando y seguir vendiendo nuestro tiempo, nuestra vida. Así hasta los 65 años de edad (probablemente más) cuando por fín podremos jubilarnos y gozar de «libertad» para disfrutar de la vida que nos quede.

Por tanto, a menos que tu deseo sea vender tu vida hasta tu jubilación y convertirte por tanto en un «esclavo» del dinero, te sugiero que un trabajo debería ser una solución a corto/medio plazo en vez de a largo.

Además, por muy bien que realices tu trabajo o por mucho que te apasione, cabe la posibilidad de que puedan despedirte por motivos ajenos a tu desempeño y eso es algo que alomejor convendría tener en cuenta. ¿Qué ocurrirá si esto sucede? Trabajar para otros supone, en cierta medida, poner nuestro futuro financiero (y el de nuestra familia) en manos de alguien que no eres tú. Lo cual podría decirse que supone un grave error.

Sin embargo, necesitaremos dinero durante toda la vida, así que… ¿cuál es la verdadera solución?

Hay otra opción, una que parece resultar mucho más eficaz para poner remedio a nuestra permanente necesidad de dinero. Probablemente ya sepas de qué se trata. Esta solución es… ¡la inteligencia financiera!

Esto significa aprender acerca de cómo funciona el dinero y cómo manejarlo del mismo modo que hacen los ricos para lograr de esta manera que en lugar de trabajar duro nosotros por dinero toda la vida, sea el dinero el que trabaje duro por y para nosotros, mientras que por nuestra parte podemos dedicarnos a disfrutar de la vida.

«Un trabajo es una solución a corto plazo para un problema a largo plazo». Esta es precisamente una de las primeras lecciones que su padre rico enseña a Robert T. Kiyosaki cuando tan solo tenía 9 años y que muy generosamente nos comparte en su libro «Padre Rico, Padre Pobre», cuya lectura recomiendo fervientemente, si es que aún no lo has leído, pues resulta obligatoria.

 

¿Te ha resultado útil y valioso este artículo?, ¿Estás de acuerdo con que un trabajo es una solución a corto plazo para un problema a largo plazo?, ¿Has leído el libro de «Padre Rico, Padre Pobre» de Robert T. Kiyosaki?

¡Compártelo!

¡Déjame Tus Comentarios!

*